El centro de negocios

La empresa, fundada en 1989, se orientó inicialmente durante casi veinte años hacia el alquiler de Despachos equipados y la creación de un Centro de Negocios. Más adelante, tras conseguir el permiso de las autoridades, como domiciliación de empresas, desarrolló programas informáticos de servicio permanente de telefonía y contrató un equipo cualificado y multilingüe, oferta actual – por voluntad del dirigente y fundador del Centre d’Affaires Mermoz – un conjunto de prestaciones adaptado a las necesidades de todo tipo de empresas: desde los artesanos locales hasta filiales francesas de multinacionales extranjeras o fundaciones benéficas.

La arquitectura, original en interiores como en el exterior confiere una atmósfera especial al Centro de Negocios Mermoz. La luminosidad de las amplias cristaleras, la cubierta de vidrio sobre espacios abiertos, un pozo de luz con plantas, y la originalidad de algunas paredes de hormigón de decoración, el aire fresco de las terrazas, junto a la ornamentación de dos verdaderos jardines: uno retirado respecto al bulevar, y el otro – cerrado completamente – detrás del edificio, a lo largo de las salas de reuniones. Este ambiente exclusivo explica – entre otros motivos – que la estancia media de los clientes del Centre d’Affaires Mermoz se cuente, a pesar de ser un contrato de tipo “precario”, en años, y no en meses.